Un informe, de un operario de la central de reciclaje de residuos, recoge que en un punto de fichaje el Vigilante esta expuesto a inhalación de gases de amianto y que no cuenta con ningún tipo de protección individual.