Una nueva oleada de asaltos provoca que los profesionales del sector opten por proteger sus negocios

Las farmacias de Mataró (Maresme) vuelven a ser blanco de una nueva oleada de robos y asaltos, lo que provoca una gran sensación de inseguridad y temor entre los profesionales. Por ello han decidido proteger sus intereses y contratar empresas de vigilancia privada, especialmente durante las noches.

Los farmacéuticos han reaccionado a la segunda oleada de robos que  ha afectado en lo que va de año a los comercios de venta de medicamentos, con la contratación de nuevas medidas de seguridad como vigilantes de seguridad. Según fuentes del sector, el 50% de las farmacias de la ciudad ha sido objeto de robos, atracos o asaltos en los últimos años. Sólo el último mes ha habido establecimientos que han sido atacados en seis ocasiones.

El colegio de Farmacéuticos tiene contabilizados 44 robos y atracos desde el 2019, según han explicado a la televisión local. Las soluciones que han intentado aportar desde el Ayuntamiento, con un mayor patrullaje en los entornos de las farmacias no han dado resultado, por lo que han decidido contratar vigilancia privada, tal como ya hicieron en el 2021 con la oleada de robos durante la pandemia. Los vigilantes de seguridad realizarán guardias especialmente durante la noche como medida disuasoria pero también para alertar a los cuerpos de seguridad en caso de algún intento.

Por otro lado, fuentes policiales detallan que los asaltantes de farmacias no son ladrones vulgares sino que actúan como bandas organizadas y tienen bien controlados los movimientos de las patrullas policiales. En cuestión de pocos minutos revientan los accesos y se hacen con las máquinas registradoras y al mismo tiempo provocan cuantiosos destrozos en los establecimientos.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/local/maresme/20221125/8621726/farmacias-mataro-contratan-vigilancia-privada.html#:~:text=Las%20farmacias%20de%20Matar%C3%B3%20(Maresme,privada%2C%20especialmente%20durante%20las%20noches.