La subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil y la Policía Nacional reconocen el trabajo de este colectivo, que mantiene una estrecha relación con las fuerzas y cuerpos de seguridad

La Subdelegación del Gobierno ha homenajeado a 89 de los 1.581 vigilantes de Córdoba en el Día de la Seguridad Privada, con un acto que ha tenido lugar este martes en el Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO). Una celebración presidida por la subdelegada en Córdoba, Rafaela Valenzuela, y con la presencia de los representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad en la provincia. Tanto el comisario principal y jefe provincial de la Policía NacionalCarlos Serra, como el coronel y jefe de la Comandancia de la Guardia CivilJuan Carretero, han reconocido el valor de estos agentes de seguridad privada, con quienes mantienen una colaboración constante.

El fin del acto, que se realiza anualmente, ha sido reconocer a quienes han destacado en el ejercicio de sus funciones «en este ámbito que es fundamental», según ha expresado la subdelegada. La importancia de la seguridad privada radica en que «llega a donde lógicamente la seguridad pública no puede llegar, sectores desde la joyería, cualquier centro comercial, explotación agraria, sala de ocio y tiempo libre…». Una función que llevan a cabo siempre bajo la supervisión de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

La provincia cuenta, actualmente, con 1.581 agentes privados, agrupados en 25 empresas reconocidas por el Ministerio del Interior, así como 12 detectives y 15 centros de formación. La cifra de vigilantes, si se compara con los números de años anterior, muestra una inercia ascendente. En el 2021, el número de vigilantes era 1.397. Por lo tanto, este colectivo ha aumentado con 184 efectivos más.

Valenzuela ha recordado que, si bien no forma parte de la Administración pública, el sector privado conforma «una alianza absolutamente imprescindible con lo público». Carlos Serra considera «esencial» esta relación y ha subrayado el valor de quienes este martes han copado el Rectorado, acompañados de familiares y amigos.

Ejemplo de esa vital función que desempeñan los agentes de seguridad privada son los 89 efectivos reconocidos este martes. Entre ellos, se encuentran quienes, en la madrugada del 24 de septiembre de este mismo año, ayudaron a desalojar la sexta planta del Hospital Provincial de Córdoba por un incendio que acabó calcinando una habitación. Solo una persona resultó herida con quemaduras leves, gracias, en parte, «a la inmediatez de ellos», según ha destacado el inspector Manuel Renco, responsable de la Unidad de Seguridad Privada de Córdoba.

El coronel Juan Carretero ha insistido en que la colaboración «es estrecha y magnifica» y en que se trata de un «sector muy profesionalizado», por lo que es importante «reconocer esa colaboración que existe a diario». Sin ir más lejos, la Guardia Civil trabaja en estas fechas, en plena campaña de recogida de la aceituna, con los guardias rurales de campo. El propio jefe de la Comandancia ha precisado que el viernes pasado mantuvieron la «última reunión de coordinación» entre todos los equipos Roca y la representación de la asociación provincial de guardas rurales de campo.

Se trata, sin duda, para Carretero de una «cuestión cotidiana», de «relaciones diarias en todos los ámbitos», con una «fluidez absoluta». No ha querido el coronel finalizar su reconocimiento sin recordar la labor de la seguridad de la propia Universidad de Córdoba. A esta, que ha acogido el acto, Rafaela Valenzuela ha mostrado su agradecimiento.

Fuente: https://www.diariocordoba.com/cordoba-ciudad/2022/11/15/homenajeados-65-1-581-vigilantes-78593789.html