Un directivo de Eulen Servicios mostró, de muy malos modos, su desacuerdo con llamarles chapuzas por aislar cables eléctricos, que previamente habían provocado una electrocución, utilizando para ello cajas de cartón.