AENA debe rescindir, inmediatamente, el contrato de TRABLISA en el Aeropuerto de MADRID, ya que esta a incumplido su obligación de proteger la salud de su plantilla.