Los contenedores tienen restos biológicos humanos, sangre, debido a que se desechan en bolsas de basura normales y algunas acaban rompiéndose.