Tras la nueva adjudicación del servicio, TRABLISA, que en los últimos años presta servicio en el Metro de Madrid, ha quedado la ultima en los 5 lotes a los que se presentaba, obteniendo la peor puntuación técnica, demostrando la prima gestión organizativa de la compañía de seguridad privada.