Varios testigos habían escuchado una fuerte discusión seguida de un forcejeo en la habitación

La Policía Nacional y un vigilante de seguridad han evitado el suicidio de un turista irlandés de 24 años, que amenazaba con acabar con su vida arrojándose desde el balcón de un apartamento en la séptima planta de un hotel en la localidad de Adeje, al sur de Tenerife.

Los agentes se desplazaron al lugar tras tener conocimiento por una llamada al 091 en el que se alertaba de que un hombre al parecer amenazaba con suicidarse, según ha indicado el cuerpo policial este viernes en un comunicado.

Al llegar al hotel se encontraron con dos mujeres, la madre y la pareja sentimental del hombre, y una habitación absolutamente revuelta.

Tras entrevistarse con varios testigos de la planta, todos de habla inglesa, éstos les indicaron que habían escuchado una fuerte discusión seguida de un forcejeo en la habitación.

En ese momento el hombre se encontraba caído en el balcón del piso inferior, donde un vigilante de seguridad trataba de impedir que se precipitara.

Por ello los agentes de policía bajaron a la planta inferior, solicitaron refuerzos y lograron, “no sin esfuerzo y aplicando la mínima fuerza imprescindible”, reducir al varón, que se mostraba especialmente hiperactivo y violento, añade el cuerpo policial.

Finalmente, éste fue trasladado a un hospital de la zona para que fuera atendido y custodiado. 

Fuente: https://www.eldiario.es/canariasahora/tenerifeahora/sociedad/policia-nacional-vigilante-seguridad-evitan-suicidio-joven-turista-hotel-sur-tenerife_1_9115862.html