La subcontrata atiende la petición de Metro de Madrid de apartarles hasta que concluyan los expedientes abiertos.

La empresa de seguridad privada subcontratada por Metro de Madrid ha relevado de sus funciones en el suburbano a un inspector tras la investigación abierta por la Policía Nacional a dos vigilantes por extralimitarse en sus funciones y presuntamente agredir a grafiteros, gente sin hogar o drogodependientes.

De esta forma, la subcontrata atiende la petición formulada por Metro de Madrid de apartarle de sus funciones hasta que concluyan los expedientes abiertos tanto por la empresa como por Policía. Además, han asegurado que colaborarán con todo lo que se les requiera, han indicado fuentes del suburbano madrileño a Europa Press.

Se trata de dos casos de guardas de seguridad que supuestamente identificaron, cachearon y retuvieron ilegalmente e incluso agredieron a varias personas. Aún no hay detenidos y no existe un grupo organizado o con conocimiento de la empresa sobre estas prácticas, según ha adelantado Cadena Ser y han confirmado fuentes policiales.

Metro de Madrid ha explicado que desde el primer momento se puso en contacto con la empresa de seguridad a la que pertenecen los trabajadores (Segurisa) para pedir información de lo ocurrido y fue en ese momento cuando se informó de la investigación interna.

«La compañía ferroviaria no tolerará ninguna conducta violenta de ningún trabajador de una empresa contratista, y exige depurar responsabilidades», han insistido desde el suburbano madrileño.

Fuente: https://www.20minutos.es/noticia/5016383/0/cesan-a-un-vigilante-de-metro-de-madrid-por-la-presunta-agresion-a-grafiteros/