Tras la intervención de la Sección Sindical de UGT en Prosegur Madrid, y tras pasar por el Instituto Laboral de la Comunidad de Madrid, los vigilantes que operen en los scanner de ADIF pasan de estar tres horas a una hora frente a las pantallas de los scanner.