El derecho a la desconexión permite a los trabajadores no conectarse a ningún dispositivo por motivos profesionales fuera de su horario laboral (CTS Nº 133).