La Autoridad Portuaria recurría puntualmente a vigilantes de seguridad pero ahora ofrece un contrato de 1,8 millones de euros por tenerla todos los días durante los dos próximos años.

La Autoridad Portuaria de Santander (APS) ha decidido que la presencia de guardas jurados en su recinto sea permanente para lo cual ha licitado un contrato valorado en 1,82 millones de euros para la incorporación todos los días del año de seguridad privada que complemente la vigilancia que viene realizando la Guardia Civil y la propia Policía Portuaria.

La razón de fondo para este gasto es el repetido asalto a las instalaciones de migrantes albaneses que desean llegar como polizones al Reino Unido.

Hasta ahora el Puerto contrataba policía privada de forma puntual. A partir de ahora la tendrá de forma permanente. Esta medida es una de las muchas que está aplicando, entre las que destaca, por su contestación social, la compra e instalación de alambrada con cuchillas, conocida como concertina, para coronar la valla perimetral de cuatro metros y medio de alto.

La seguridad privada es un servicio «complementario» que se encargará de velar por la vigilancia del acceso de intrusos pero no se encargará de atender los puestos de control de acceso y otras labores que realiza habitualmente la Policía Portuaria. Sí que se encargará del manejo del escáner en la Estación Marítima durante las escalas de ferris y en otros muelles durante el atraque de cruceros. 

Los intentos de los polizones de introducirse en buques amarrados en los muelles de Santander afecta no solo a los ferris con Reino Unido sino también a buques cementeros y de tráfico ro-ro (automóviles, remolques y contenedores). La presencia de polizones, afirma el Puerto, pone en riesgo la continuidad en la prestación de estos servicios.

La contratación permanente de la seguridad privada se realiza porque los demás medios son insuficientes, según considera. Desde 2019 ya ha contratado a empresas para la vigilancia privada en un rosario de gastos que se renovaban puntualmente. Sin embargo, ahora se licita la contratación de 35.000 horas de vigilancia a un precio de 21 euros la hora, mediante un contrato de 12 meses prorrogable en otros 12. El precio total, incluido IVA, es de 1,82 millones de euros. Las empresas interesadas pueden presentar ofertas hasta el 12 de enero.

El Puerto considera que necesita entre cuatro y seis guardas en horario nocturno cada día. Asimismo considera que debe disponer de un vigilante por las noches cuando esté amarrado un barco cementero con destino al Reino Unido (entre 1 y 3 noches a la semana); entre uno y tres guardas por el día cuando haga escala el buque de Brittany Ferries, incluidos los fines de semana. La APS deja la puerta abierta para demandar más personal si lo considerase necesario. Asimismo se contratará dos vehículos para patrullar el recinto.

Fuente: https://www.eldiario.es/cantabria/puerto-santander-refuerza-blindaje-contratando-forma-permanente-seguridad-privada_1_8566651.html