Se han concentrado por segunda vez frente al Ayuntamiento de Ceuta para exigir el cese del “intrusismo laboral”.

Por segunda vez, los vigilantes de seguridad de Ceuta han protagonizado una concentración para rechazar el “intrusismo laboral en la seguridad privada” y también para recalcar su exigencia de que se cumpla con la normativa al respecto. Sonando silbatos, con banderines rojos y violetas de CCOO y UGT, se han reunido justo al frente del Ayuntamiento.

Antonio José Acedo Galvín, responsable del Sindicato de Seguridad Privada en Ceuta por UGT, ha insistido en denunciar el intrusismo que asegura está ejerciendo el Ayuntamiento en la seguridad privada. “En esta ciudad están censados mil setecientos vigilantes, pero en la actualidad solamente hay en activo cuatrocientos sesenta y cinco porque no hay más servicios. El problema viene de que el Ayuntamiento le está dando los servicios, a sobre cerrado, a lo que es la empresa municipal Amgevicesa”. Ha recordado que “ha salido en el Boletín Oficial de Ceuta, el día 17 de este mes, de que le adjudican las puertas de los colegios para el control de la temperatura, tanto de los profesores, como de los alumnos, cosa que el Sindicato de Seguridad Privada le solicitó al Ministerio del Interior, para poder llevar a cabo esa función”.

Acedo Galvín ha pedido respeto por la profesión de los vigilantes de seguridad y ha asegurado que si no tienen una respuesta, continuarán con las concentraciones a las que esperan se integren más personas afectadas por la situación.

Por su parte, Ramón Sánchez, secretario general de la Federación Regional de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT, ha anunciado que esta no será la última acción de protesta que ejerzan para exigir lo que consideran justo.

“Somos el único territorio de España donde una empresa con capital municipal está realizando funciones que la Ley 5/2014 de Seguridad Privada en España no se lo permite o no debería permitírselo, y en esta ciudad está ocurriendo y es algo por lo que estamos protestando”, ha explicado.

Ha señalado que los profesionales del sector, que cuentan con la formación que se requiere para ejercer estas funciones, están siendo afectados sin que se haya logrado algo concreto al respecto, por lo que seguirán movilizándose para hacer visible este problema. “Por parte de la Delegación del Gobierno se ha aconsejado a la Ciudad que retome su actitud, que coloque vigilancia privada, que coloque seguridad privada en los centros de menores acogidos, pero la Ciudad parece que hace oídos sordos a esas recomendaciones, esperamos que no tengan que lamentarlo”.

Por último, Sánchez ha señalado que en Madrid “estamos moviéndonos evidentemente tanto en el Ministerio de Interior como en el Ministerio del Trabajo, y a nivel local seguiremos concentrándonos, seguiremos haciendo visible el problema y haciendo visible la situación en la que se encuentra el sector de la seguridad”.

Al finalizar la actividad han leído un manifiesto pidiendo que “el intrusismo se acabe en esta ciudad”.

Fuente: https://elfarodeceuta.es/vigilantes-seguridad-exigen-respeto/