En los servicios de las administraciones publicas que saquen el servicio de seguridad privada a concurso, están obligados a retener y no devolver la fianza si la empresa debe dinero a los Vigilantes.