En el momento del registro domiciliario, los agentes intervinieron más de una treintena de artículos de telefonía e informática sin desprecintar.

Un vigilante jurado de 33 años ha sido detenido por la Policía Nacional acusado de sustraer artículos de telefonía e informática en la empresa en la que trabajaba para posteriormente venderlos en una página de compraventa, actividad que supuestamente realizaba desde 2017. El arrestado trabajaba en una gran superficie de productos electrónicos y supuestamente sustraía productos de telefonía e informática -mayoritariamente primeras marcas- que posteriormente ofrecía, totalmente precintados, en plataformas de compraventa de artículos de segunda mano.

Según las pesquisas, el investigado fue incrementando con el paso de los años el número de productos que sustraía y ha causado un perjuicio económico de 30.184 euros.

MÁS DE 80 ANUNCIOS EN UN AÑO

La investigación comenzó a finales de septiembre cuando el gerente del establecimiento alertó a la Policía de que desde mayo había detectando una falta de artículos de primeras marcas y las pesquisas se centraron en los empleados. También se realizó una búsqueda exhaustiva de los productos en páginas webs de compraventa.

Los agentes centraron su investigación en torno a un usuario de una conocida plataforma de compraventa que utilizaba desde el año 2017 un perfil para ofrecer productos de telefonía e informática y comprobaron cómo había incrementado con el tiempo el número de artículos que ofrecía.

En el último año había publicitado un total de 81 productos, todos ellos precintados de origen -aunque sin garantía de fabricación-, y había vendido, solo durante este año, 70 artículos por un valor de 23.328 euros.

DETENCIÓN

El resultado de las inspecciones revelaron que existían datos comunes entre este usuario y un empleado del establecimiento damnificado, concretamente un vigilante de seguridad, por lo que fue detenido por hurto continuado.

En el registro de su vivienda los agentes localizaron 32 dispositivos de telefonía e informática sin desprecintar sustraídos del establecimiento comercial. El perjuicio económico estimado asciende a 30.184 euros, si bien no se descarta que el arrestado haya podido sustraer más efectos y venderlos por otras vías.

Fuente: https://www.cope.es/emisoras/andalucia/malaga-provincia/malaga/noticias/detenido-vigilante-seguridad-por-robar-moviles-productos-informaticos-valorados-mas-30000-euros-20211103_1596479