El Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria ha abierto un nuevo proceso penal contra el empresario Miguel Ángel Ramírez por un presunto delito contra la Seguridad Social como administrador de las empresas Sinergias de Vigilancia y Novo Segur Seguridad por supuestamente retribuir a sus trabajadores por debajo de lo regulado por convenio.

El Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria ha abierto un nuevo proceso penal contra el empresario Miguel Ángel Ramírez por un presunto delito contra la Seguridad Social como administrador de las empresas Sinergias de Vigilancia y Novo Segur Seguridad por supuestamente retribuir a sus trabajadores por debajo de lo regulado por convenio.

En un auto hecho público este lunes por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), como consecuencia de una querella presentada por la Fiscalía de Las Palmas y la Tesorería General de la Seguridad Social, el magistrado Arcadio Díaz Tejera solicita a las partes que presenten sus escritos de acusación al entender que existen, por las diligencias practicadas y las declaraciones efectuadas, “suficientes indicios de criminalidad” contra Ramírez.

Tejera concluye que Sinergias de Vigilancia desde 2014 “ha detraído importantes” cantidades de las bases de cotización de sus trabajadores, en total 172.464,76 euros con el consiguiente perjuicio para el sistema público de la Seguridad Social, entre otras consideraciones.

La empresa, desde el comienzo de su actividad, ha “impuesto condiciones salariales que perjudicaban a sus trabajadores por ser inferiores en cuantía a las establecidas en los respectivos convenio aplicables en cada momento e, incluso, después de entrar en vigor su convenio de empresa de 1 de julio de 2015, refiere el magistrado en el auto.

En otro auto, difundido también este lunes, el magistrado ha decretado el sobreseimiento y archivo de las actuaciones contra la empresa Ralons y sus administradores, el empresario Miguel Ángel Ramírez y Héctor de Armas, por supuestos delitos contra la Hacienda Pública.

En este caso, Díaz Tejera entiende que los hechos denunciados por la Fiscalía responden a un cálculo indebido de la cuota defraudada, al haberse incluido conceptos que quedaban exentos al responder a indemnizaciones de despido, información de la que no se disponía cuando se interpuso la querella.

La querella presentada por el Ministerio Fiscal era por dos posibles delitos contra la Hacienda Pública que presuntamente había cometido Ralons en los ejercicios 2015 y 2016 por cuotas defraudadas de 170.924,80 euros para el primer ejercicio y de 134.860, 42 euros para el segundo.

Tras las diligencias practicas, se concluye que los hechos no son constitutivos de infracción penal al no superar la cantidad defraudada los 120.000 euros, ya que cuando se presentó la querella se incluyeron indemnizaciones por despido de trabajadores exentas de pago, como así lo reconoció en la instrucción el inspector de Hacienda responsable de las actuaciones de comprobación, señala el auto.

Ralons Servicios, es una empresa creada en 2013 y dedicada a labores de limpieza y transporte de residuos selectivos, que fue declarada en concurso de acreedores en 2019.

El TSJC ha hecho público este lunes un tercer auto de Díaz Tejera en el que se reduce a 34,1 millones de euros la cantidad supuestamente defraudada a la Tesorería General de la Seguridad Social por la empresa de Ramírez, Seguridad Integral Canaria, según el citado organismo que, en un principio cuantificó la deuda en 50 millones de euros, por lo que la fianza fijada al empresa por ese importe se volverá a calcular, según señala el magistrado.

Se trata de la fianza a la que debe hacer frente el empresario por sus posibles responsabilidades por el proceso penal abierto en su contra por delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social a través de su empresa Seguridad Integral Canaria. 

Fuente: https://www.cope.es/actualidad/espana/noticias/nueva-causa-contra-ramirez-por-pagar-por-debajo-del-convenio-sus-empleados-20210906_1484393