Su entorno le define como un “hombre violento”. En el tiroteo, que se produjo el sábado, un hombre murió y una mujer resultó gravemente herida.

La Policía ha desvelado que el detenido por el tiroteo del pasado sábado en Salamanca, en el que el supuesto autor mató a un hombre y dejó herida de extrema gravedad a una mujer, es un vigilante de seguridad que no tiene licencias de armas y al que su entorno ha definido como “un hombre violento”.

El jefe provincial de la Policía Nacional de Salamanca, el comisario Luis Esteban Lezaun, ha reconocido este miércoles, en rueda de prensa, que a los investigadores les ha llamado la atención “la reacción desmedida y absurda ante un escaso impulso”.

El responsable policial ha confirmado los datos que recogía el juez en su auto de ingreso en prisión para el supuesto autor del tiroteo, quien afirmó que había conocido a las dos víctimas, a las que acompañaba otra mujer, en un bar de la capital salmantina, donde invitó a las dos mujeres a una copa y, aunque declinaron la invitación, acabó sentándose junto a ellas durante media hora.

Pese a que en ese bar se produjo un “ligero” altercado, entre el detenido y las víctimas, “fue una reacción desmedida para tan poco estímulo”, ha añadido el comisario Luis Esteban Lezaun, quien ha explicado que el arrestado tenía antecedentes policiales, de hace una década, por haber participado en una pelea.

En el momento de la detención y durante el registro que se hizo en la vivienda del supuesto autor del tiroteo, han aparecido diversas armas blancas y una “colección de machetes”, además de varios chalecos policiales, según han explicado a Efe fuentes de la investigación.

Respecto al arma, que fue localizada en el centro de residuos sólidos de Gomecello (Salamanca), tras haberla arrojado a un contenedor de basuras, el comisario ha asegurado que se investiga si ha sido utilizada en otros delitos y si es legal.

Ha concretado que la munición hallada, tanto en la casa del detenido como en las vainas encontradas en el lugar del tiroteo, son de una marca y de un modelo “muy poco común en España”.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, que también ha participado en la rueda de prensa, tras felicitar a la Policía por su trabajo, ha explicado que la mujer que resultó herida de gravedad sigue ingresada en el Hospital Virgen de la Vega y que se está a la espera de su evolución para estudiar la posibilidad de practicar una “segunda intervención quirúrgica”.

Fuente; https://www.elmundo.es/espana/2021/09/01/612f84ae21efa004498b4602.html