Sindicatos de prisiones también reprochan que a todos los reclusos se les vacune sin límite de edad, a diferencia del resto de la población española.

En la actualidad, unos 800 vigilantes de seguridad trabajan en las cárceles españolas.

Vacunación de reclusos en una cárcel de Andalucía
Instituciones Penitenciarias, 20minutos

El Gobierno central, en colaboración con las CCAA, ha iniciado el proceso de vacunación de los funcionarios de prisiones así como de los reclusos. Estos últimos, incluso, sin límite de edad, algo que sí se exige al resto de la población, según denuncian sindicatos de prisiones como la Asociación Profesional de Trabajadores Penitenciarios ‘Tu abandono me puede matar’.

La medida también ha provocado el malestar del sector de los vigilantes de seguridad repartidos por los diferentes centros penitenciarios de España, ya que son los únicos que han quedado excluidos de este proceso de vacunación.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) recuerdan que ya reclamaron en febrero de 2021 que se incluyera a los vigilantes de seguridad entre los colectivos de riesgo a vacunar contra el covid-19, al igual que a los agentes de la Policía Nacional, Local, policías autonómicas y agentes de la Guardia Civil. “Pedimos vacunas para ellos, como reclamamos equipos de protección al principio de la pandemia”, subraya el sindicato.