Si alguien quiere retirarse antes de cumplir los años exigidos legalmente debe haber cotizado, al menos, 35 años

En 2020 para jubilarse hay que tener 65 años y 10 meses. Esa es la edad legal y el momento en el que, siguiendo la regla general, pueden jubilarse los trabajadores. Aunque a partir de aquí empieza un cúmulo de excepciones que permiten un retiro anticipado. La primera y destacada, tanto que en realidad no puede calificarse de excepción, es que quien tenga 37 años o más cotizados puede retirarse a los 65 años.

Desde 2013 España está retrasando la edad de jubilación de 65 años a 67. Este último listón se alcanzará en 2027. Entre tanto cada ejercicio se va elevando. Así en 2021 serán ya 66 años y al siguiente 66 años y dos meses. Pero este principio general no afecta a quienes tienen más años trabajados, ya que para ellos será posible el retiro a partir de los 65 si acreditan haber cotizado durante 37 años y tres meses en 2021. También en este punto es una exigencia creciente, puesto que en 2027 se requerirán 38 años y medio.

Pero, en la regulación de la jubilación ordinaria, hay otras vías para retirarse antes de esa edad. Es la jubilación anticipada. Las dos más comunes son la voluntaria y la forzosa. La primera permite pasar a ser pensionista hasta dos años antes de la edad legal correspondiente, aunque es indispensable haber cotizado 35 años, 15 de ellos justo antes de la jubilación.

A partir de aquí se aplican coeficientes de reducción en la pensión inicial que cobrará el pensionista y, de nuevo, está en función del tiempo cotizado:

– La prestación se reduce en un 2% por cada trimestre que se anticipe la edad legal correspondiente al trabajador para quien ha trabajado estando de alta menos de 38 años y medio.

– La prestación se reduce en un 1,875% por cada trimestre que se anticipe la edad legal correspondiente al trabajador para quien ha trabajado estando de alta entre 38,5 años y 41,5.

– La prestación se reduce en un 1,75% por cada trimestre que se anticipe la edad legal correspondiente al trabajador para quien ha trabajado estando de alta entre 41,5 años y 44,5.

– La prestación se reduce en un 1,625% por cada trimestre que se anticipe la edad legal correspondiente al trabajador para quien ha trabajado estando de alta más de 44,5 años.

Para acceder a la jubilación forzosa se requieren menos años cotizados, 33, y los coeficientes de rebaja que se aplican también son menores. Este tipo de retiro suele ser al que recurren los trabajadores afectados por ajustes de plantilla en sus últimos años de vida laboral y ante la falta de nuevas ofertas para reincorporarse a un empleo, se retiran. Se puede acceder a ella cuatro años antes de alcanzar la edad legal correspondiente:

– La prestación se reduce en un 1,875% por cada trimestre que se anticipe la edad legal correspondiente al trabajador para quien ha trabajado estando de alta menos de 38 años y medio.

– La prestación se reduce en un 1,75% por cada trimestre que se anticipe la edad legal correspondiente al trabajador para quien ha trabajado estando de alta entre 38,5 años y 41,5.

– La prestación se reduce en un 1,624% por cada trimestre que se anticipe la edad legal correspondiente al trabajador para quien ha trabajado estando de alta entre 41,5 años y 44,5.

– La prestación se reduce en un 1,5% por cada trimestre que se anticipe la edad legal correspondiente al trabajador para quien ha trabajado estando de alta más de 44,5 años.