UGT denunciará en el juzgado de lo Social el ERTE aplicado en Transportes Rober y actuará contra el Ayuntamiento de Granada, como responsable de este servicio municipal de autobuses, y contra la Junta, por aprobar un expediente que han calificado de fraudulento.

En un comunicado, el sindicato ha explicado que el comité de empresa de Transportes Rober ha decidido interponer un conflicto colectivo en sede judicial contra el ERTE por causa de fuerza mayor aprobado a la empresa municipal de autobuses al considerar que no se ajusta a la legalidad vigente y que es por tanto “fraudulento”.


El responsable de Transportes en la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT Granada y trabajador de Transportes Rober, Antonio Jesús Zarza, ha recordado que la empresa inició el pasado 16 de marzo un ERTE por fuerza mayor por el que redujo su servicio a un 30 %, con 34 coches en servicio.


 

Desde entonces han funcionado un autobús por línea salvo en dos de los recorridos, algo que el sindicato ha considerado insuficiente.

Zarza ha subrayado que para acogerse a esta tipología de ERTE hay que atender al tipo de financiación de la empresa, que en este caso se sostiene de manera mayoritaria por transferencia o aportaciones de una administración pública, el Ayuntamiento de Granada, por lo que no puede formalizarse el expediente.

El sindicalista ha considerado que este ERTE podría además suponer un fraude a las arcas públicas ya que genera un ahorro en costes salariales en Transportes Rober a costa de fondos públicos, por lo que ha exigido a la empresa y al Ayuntamiento de Granada que se hagan cargo del cien por cien de las nóminas de los empleados.

Por último, UGT ha reclamado a Transportes Rober que no se hagan horas extraordinarias para poder dar carga de trabajo a los eventuales y fijos discontinuos de la bolsa de trabajo.

Fuente: lavanguardia.com