Si en el momento en el que la empresa decide realizar el ERTE, el trabajador afectado se encuentra en una situación de incapacidad laboral o de baja por maternidad o paternidad, no se verá afectado hasta que no presente el alta médica o acabe su periodo de permiso por haber sido madre o padre. Además José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, anunció que se está tratando el cese de actividad de aquellos que no tienen más remedio por el confinamiento o por haberse contagiado como “bajas por accidente laboral”, con lo que el coste de la misma lo asume la Seguridad Social. 

Si durante la vigencia del ERTE se produce una situación de incapacidad temporal con contingencias comunes, el SEPE, por delegación del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), abonará al trabajador esa prestación. En este supuesto, la persona contratada por la empresa recibirá una cuantía igual a la prestación por desempleo, con el consumo correspondiente de días de prestación.

Además, en situación de maternidad o paternidad, se le suspenderá al trabajador el pago de la prestación y comenzará a cobrar la correspondiente por dicha baja, que será directamente gestionada por INSS. Tras la finalización de la baja, el empleado pasará a percibir de nuevo la prestación por desempleo.

¿Qué pasa si estás de vacaciones?

Al realizarse el ERTE por una causa de ‘fuerza mayor’, aunque el trabajador afectado esté en medio de sus vacaciones, también entraría en el ERTE, según Borja L.S., abogado de Rosser Asesores. No obstante, esta mismas fuente afirman que solo agotarías los días de vacaciones disfrutados antes de la regulación de empleo. El resto del periodo vacacional que no se haya disfrutado quedaría pendiente para tener derecho a él cuando vuelva la empresa a su actividad.

Lo que es ilegal es que la empresa obligue al trabajador a unas ‘vacaciones obligadas’ durante la estancia del Expediente de regulación temporal de empleo. El trabajador podría demandar a la empresa cuando finalice el estado de alarma, durante un periodo de 20 días hábiles.