Pasaban unos minutos de las seis de la tarde del pasado sábado cuando, de repente, una chica entra en la Intermodal de Palma llorando, gritando y visiblemente atemorizada. Su reacción fue la de correr y refugiarse detrás del vigilante de seguridad de la estación de autobuses.

El personal de seguridad, muy preocupado, se interesó por lo sucedido y ella explicó que la están siguiendo. Durante unos segundos nadie sabía muy bien lo que pasaba, pero las sospechas de la chica -de 19 años- eran reales. Tras comprobar por las cámaras de seguridad su relato se procedió a interceptar al sospechoso y llamar a la Policía Nacional.

La víctima explicó que tomó el bus del TIB (Transpors de les Illes Balears) en Andratx y que notó que alguien la seguía. Durante todo el trayecto, el sospechoso, un joven indio de 24 años, no dejaba de mirarla e intimidarla. Cuando bajó en la Estación Intermodal de Palma, éste también se bajó y comenzó a seguirla. Ella decidió salir al exterior y dar una vuelta por la plaza España y verificar sus sospechas. El joven no dejaba de perseguirla y acosarla. Se trata de un varón al que ella no conocía de nada y no había visto en su vida.

Al dar la vuelta y regresar a la estación, el sospechoso le iba detrás. El vigilante y la Policía Nacional lo interceptaron, se procedió a su identificación y se remitió a la autoridad judicial un informe. La chica fue custodiada en todo momento por el personal de seguridad.

Fuente: ultimahora.es