• UGT ha convocado diversas protestas para los días 17, 18 y 23 de noviembre en distintas ciudades gallegas para llamar la atención de la indefensión de los vigilantes de seguridad privada ante las agresiones que vienen sufriendo y que han crecido exponencialmente en número “sin que las administraciones y las empresas reaccionen”.

“La seguridad privada es diariamente agredida durante el ejercicio de sus funciones”. Así de tajantes y directos se manifiestan desde el Sindicato federal de Seguridad Privada y Servicios Auxiliares de FeSMC-UGT, que vienen de anunciar la convocatoria de concentraciones en Lugo, Pontevedra y A Coruña para este diciembre y denunciar la situación que viven actualmente los y las vigilantes de seguridad de la comunidad gallega y del resto de España.

CONVOCATORIAS

En Galicia la primera de ellas tendrá lugar este martes 17 en Lugo, a las 10 horas frente al HULA. El miércoles 18 a las 11 horas está convocado la segunda, en Pontevedra, ante la Subdelegación del Gobierno. La última de ellas se celebrará en A Coruña, el próximo lunes 23 a las 10 horas, también ante la Subdelegación del Gobierno de la ciudad herculina.

Estas convocatorias están encuadradas en el conjunto de todas las movilizaciones que se van a desarrollar en diversas ciudades españolas a lo largo de todo el mes para denunciar las “constantes agresiones que están sufriendo los trabajadores y trabajadoras de la seguridad privada sin que las administraciones y las empresas reaccionen” dentro de la campaña ‘A mí quién me protege’.

“DE PALABRAS A HECHOS”

Desde el organismo sindical reivindican más “elementos de autoprotección”
y una “mayor protección jurídica” para los vigilantes de la seguridad privada. Por esto, exigen al Gobierno de España que obligue a las empresas y usuarios a dotar de más protección a los profesionales de la seguridad privada.

“UGT ya ven solicitando reiteradamente que se incluyan en el reglamento de seguridad privada medidas de autoprotección suficiente y de obligado cumplimiento que en forma global obliguen a las empresas a dotar a su personal de medios suficientes y protocolos de actuación”, demanda el sindicato. “De este misma manera, el reglamento debe avanzar cara una mayor protección jurídica para el personal de seguridad privada que juega un papel fundamental y complementario a la seguridad pública en lugares reconocidos cómo estratégicos y de pública concurrencia“, agrega.

En ese sentido, denuncian que ni el Gobierno de España “y especialmente su ministro de Interior, Grande-Marlaska” no pueden “seguir reconociendo la labor de la seguridad privada en ámbitos institucionales para después no asumir su responsabilidad, pasando de la palabra a los hechos“. Así, reclaman una solución para este problema “que no puede demorarse más tiempo”.

Fuente: galiciapress.es