• Los sueldos de los trabajadores con menos antigüedad estaban por debajo desde 2011.

El empuje de los salarios en 2018 también llegó a quienes acaban de encontrar un trabajo o lo han cambiado hace poco. El año pasado el sueldo medio de los que tiene un empleo con menos de 12 meses de antigüedad subió hasta los 1.343,73 euros brutos al mes, según el INE. Por primera vez desde 2011, este dato supera al de las nuevas pensiones de jubilación, que bajaron hasta los 1.311,23 euros. El aumento de los nuevos salarios se dio en todos los niveles, pero dónde más subieron fue en los escalones más bajos y, sobre todo, en los más altos, lo que apunta a cambios de empleo motivados por fichajes entre empresas.

El año pasado los sueldos en España salieron del congelador en que habían estado metidos durante casi toda la década. También las remuneraciones de los recién llegados al mercado laboral, de quienes encuentran un trabajo después de un periodo en paro o de los que cambian de empresa atraídos por una oferta laboral. En 2018, el aumento del 5,6% en el salario medio de los empleados con menos de un año de antigüedad casi duplicó la tasa de subida en todo el mercado laboral y elevó el sueldo de los novatos al máximo de la serie estadística, superando incluso el listón de 2008, justo cuando estalló la crisis.

Contrasta con este incremento el ligero descenso de la pensión de quienes dejan el mercado laboral, que superó por poco el umbral de los 1.300 euros, siete menos que en 2017. Esto provocó que las nuevas remuneraciones superaran a las prestaciones que corresponden los recién jubilados por primera vez desde 2011. Si solo se toma la pensión de los nuevos jubilados que proceden del régimen general de cotización (el de asalariados sin contar a trabajadores del mar o mineros), las pensiones siguen siendo más altas (1.420 euros mensuales).

La mejora de remuneraciones está vinculada a la subida del 5% del salario mínimo interprofesional en 2018 (el incremento del 22,3% fue ya en 2019). En parte, también puede explicarse por el pacto de negociación colectiva que suscribieron los sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, con las patronales CEOE y Cepyme, que contemplaba una subida de los sueldos más bajos en convenio hasta los 1.000 euros al mes o 14.000 al año. Esto se observa en el desglose por decilas, un colectivo dividido en 10 partes iguales según su nivel de ingresos. En las dos más bajas el incremento rondó el 5%; en la siguiente, el aumento superó el 3%, según la encuesta de población activa de 2018.

Leer noticia completa en: elpais.com