• Prosegur obtuvo un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 118 millones de euros, lo que supone un 23,9% menos que en el mismo periodo de 2018.

Las ventas crecieron un 9,5% y se situaron en 3.098 millones de euros, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 14%, hasta alcanzar los 378 millones.

La deuda financiera neta del grupo en los nueve primeros meses de 2019 se ha incrementado con respecto al cierre del año 2018 en 178 millones de euros (excluyendo el impacto de la norma IAS 16) como consecuencia principalmente de las operaciones de crecimiento inorgánico.

Leer noticia completa en: expansion.com