• Las grandes compañías españolas de seguridad privada se están entrevistando con representantes de gobiernos municipales y han preparado informes para defender el empleo del dinero físico y advertir contra un uso descontrolado de las transacciones digitales.

Las grandes compañías de seguridad privada que operan en España se están movilizando para defender el empleo de dinero físico y advertir contra un uso desmedido de las transacciones digitales. Y blindar de paso su negocio de transporte de dinero contra la amenaza de los pagos a través de plataformas.

La principal patronal del sector, Aproser, está manteniendo encuentros con representantes de gobiernos municipales para asesorarles en medidas que pueden adoptar para paliar la cada vez menor presencia de oficinas bancarias en poblaciones alejadas de los centros de las grandes ciudades.

El negocio del transporte de fondos es el de menor cuantía para la industria de la seguridad privada, en el que en España sólo operan seis compañías.

Leer noticia completa en: vozpopuli.com