• La empresa deberá readmitir a una trabajadora o pagarle casi 20.000 euros de indemnización tras la decisión del TSJM.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid considera improcedente el despido de una empleada que previamente solicitó varios días de vacaciones de WhatsApp y su encargado le respondió: “Haz lo que quieras”.

Según ha informado Economist and Jurist, la mujer pidió los días para asuntos relacionados con la custodia de sus hijos. Lo hizo por WhatsApp, medio que utilizaban habitualmente para gestionar este tipo de situaciones.

La empresa consideró el despido procedente

Después de las vacaciones, la trabajadora inició un proceso de incapacidad que duró mes y medio y luego se reincorporó a su puesto. Sin embargo, al llegar le informaron de que le habían echado aplicando un despido disciplinario procedente.

Desde ese momento, la empleada emprendió una batalla legal para justificar su despido como improcedente y así lo consideró en primera instancia un juzgado de lo social de Madrid.

A pesar de esta decisión judicial, la empresa recurrió alegando que no podía darse por válido el mensaje de WhatsApp.

Finalmente, el TSJM respalda a la empleada asegurando que las palabras del encargado vía WhatsApp permitieron que disfrutara de los días de vacaciones.

Tras esta decisión judicial, la empresa deberá readmitir a la trabajadora o pagarle una indemnización de casi 20.000 euros.

Fuente: lasexta.com