• La justicia europea dictamina que estos empleados tienen el mismo derecho a trienos que los trabajadores a tiempo completo.

Nuevo varapalo de la justicia europea a la legislación laboral española. El Tribunal de Justicia de Luxemburgo (TJUE) ha censurado este jueves a España por considerar que discrimina a los trabajadores fijos discontinuos a la hora de calcular la antigüedad requerida para poder percibir trienios, una diferencia de trato que perjudica especialmente a las mujeres.

El auto del TJUE da respuesta a sendos litigios que enfrentan a dos trabajadoras con la Agencia Tributaria (AEAT). Las trabajadoras en cuestión fueron contratadas los años 2002 y 2005, respectivamente, en calidad de fijas discontinuas: sólo trabajaban varios meses al año coincidiendo con la campaña del impuesto sobre la renta.

Leer noticia completa en: elespanol.com