• Uno de los tres jóvenes que asaltaron el depósito de trenes provocó cortes en el brazo al hombre, que intentó retenerles

La Policía Nacional ha detenido al grafitero que el pasado 3 de septiembre agredió con una navaja a un vigilante de seguridad de Metro de Madrid cuando trataba de retenerle, junto a otros dos jóvenes, tras haber realizado pintadas en los trenes del depósito de Cuatro Vientos.

Los hechos ocurrieron cuando los vigilantes de seguridad de Metro detectaron la presencia de tres grafiteros en el depósito de trenes del recinto de Cuatro Vientos.

Cuando uno de los trabajadores acudió al lugar, logró retener a uno de los jóvenes, el cual le agredió con una navaja en varias ocasiones provocándole varios cortes en el brazo. Posteriormente, y tras haber amenazado de muerte al vigilante, huyó de forma apresurada de la estación junto a sus dos compatriotas.

Después de varias indagaciones, los investigadores comprobaron que los daños en los trenes por los grafitis ascendían a más de 3400 euros.

Los agentes de la Brigada Móvil-Policía en el Transporte, lograron finalmente la identificación y detención de este individuo que pasó a disposición de la autoridad judicial como presunto responsable de los delitos de daños, lesiones y amenazas.

Fuente: elmundo.es