Mil trabajadores y trabajadoras de seguridad privada en el territorio nacional tienen dificultades para el cobro de sus nominas por un problema de liquidez reconocido por la propia empresa

grupo EME-1