El grupo de seguridad privada, que se encuentra en concurso de acreedores, mantiene una deuda de 100 millones de euros. La administración concursal de la compañía ha garantizado el pago de las nóminas del mes de septiembre

Ombuds ha reducido su plantilla de 8.000 a 4.5000 personas en menos de tres meses debido a la pérdida de contratos y la situación concursal en la que se encuentra.

El grupo de seguridad privada, participado en un 70% por el fondo estadounidense JZI, y en un 30% por la familia Cortina, se declaró a finales del pasado mes de julio en concurso de acreedores. La administración concursal designada por el juez ha mantenido esta semana una reunión con representantes de los trabajadores en la que ha advertido que la “estructura actual de la empresa no es viable“.

La administración concursal ha explicado que la reducción de plantilla se ha producido por la rescisión de contratos con clientes “lo que supone que ha de tomarse una medida a corto plazo” y que la estructura del grupo “está actualmente sobredimensionada en comparación a los clientes a los que actualmente presta servicio”.

Leer noticia completa en: vozpopuli.com