Jaén es la provincia con mayor terreno dedicado al olivar del mundo (590000 Hectáreas.). Cuenta con 4 Parques Naturales (Sierra Mágina con 20000 Hectáreas; Sierra de Andújar con 75000 Hectáreas, Despeñaperros con 8000 Hectáreas, y Sierra de Cazorla, Segura y las Villas que es el parque natural más grande de España y de los más grandes de Europa, con 214000 Hectáreas), cuenta con 892 cotos de caza y prácticamente todos sus municipios tienen como motor económico la agricultura.

Esos escenarios son el campo de actuación de una figura un poco desconocida en la provincia: Los Guardas Rurales. El guarda rural (hace unos años denominados guarda particular de campo) es una figura perteneciente a la seguridad privada, regulada y controlada por la Guardia Civil, a través del SEPROSE. Cuenta con 170 años de historia, y son un cuerpo en el que para obtener la habilitación como tal, hace falta aprobar una prueba teórica,  una prueba física y un reconocimiento médico. También es necesario carecer de antecedentes penales y superar una prueba psicotécnica específica.
Sus funciones las ejercen en todo el medio rural, desde explotaciones agrarias hasta en áreas recreativas, pasando por cotos de caza o parques naturales.

Leer noticia completa en: horajaen.com