Ahora que llega el verano y con él las vacaciones de la gran mayoría de trabajadores, muchos nos hemos la pregunta de si estando de baja médica podemos viajar y pasar unos días de vacaciones en familia o con amigos.

Pues bien, atendiendo a nuestro ordenamiento jurídico, hay que destacar que no existe ninguna norma que prohíba desplazarse a otro lugar fuera de nuestra residencia, por ejemplo, de vacaciones, durante el tiempo en que se está de baja.

La respuesta pues, simplemente, es SI. Si que podemos irnos de vacaciones.

Sin embargo, es preciso que conozcamos algunos aspectos sobre ello para que el trabajador no tenga ningún problema.

OBLIGACIÓN DE NO RETRASAR LA CURACIÓN/RECUPERACIÓN

Cuando un trabajador está de baja médica, no hay una lista regulada de actividades permitidas o prohibidas para hacer por el paciente. La regla general es que se podrá hacer todo aquello que no perjudique o retrase la recuperación. Y en caso de duda siempre deberá consultarse con el médico.

El período de baja tiene la finalidad de recuperar la salud, por ello la posibilidad de irse de vacaciones dependerá de la enfermedad o patología del trabajador. Es muy exclusivo de cada caso, y se deberá estar a cada caso concreto, ya que depende de muchos factores y no hay un criterio igual para todo tipo de bajas.

QUE DICE LA LEY?

Es el artículo 175 de la Ley GSS, el que establece los motivos por los que se puede perder o suspender el derecho a cobrar la baja, y entre ellos, como causa de la perdida, no está la de viajar. Según esta Ley, se podría perder por

  • Actuar fraudulentamente para tener la baja.
  • Trabajar por cuenta propia o ajena.
  • Rechazar o abandonar el tratamiento que le indique el medico.
  • No comparecer a las visitas para examen y reconocimiento medico.

Pero nada dice la Ley que se pueda perder la baja por viajar, si ello ni perjudica ni retrasa la recuperación.

DEBES HABLARLO CON TU MEDICO

Por ello, es aconsejable no tomar la decisión por cuenta propia de si puedes viajar durante la baja, sino que debe ser el médico quien autorice realizar o no cualquier tipo de desplazamiento. Tomemos como ejemplos:

  • Si una persona está de baja por depresión, un viaje puede ser recomendable para eliminar la ansiedad o el estrés.
  • Si una madre está de baja de maternidad, no debe tener ningún problema en realizar su descanso en lugar distinto de su residencia habitual.

CONCLUSIÓN

A la pregunta pues de si un trabajador puede viajar estando de baja puede, debemos responder “que si”, pero con un “depende“, porque ello dependerá de que su médico lo autorice, puesto que cada caso es diferente y la finalidad última de conceder una baja medica ha de ser la de que no se perjudique ni se retrase la recuperación del trabajador.

Fuente: apuntelaboral.blogspot.com