• El trabajador sufrió una descarga cuando manipulaba un aparato para detectar si los pasajeros portan explosivos o sustancias estupefacientes

La Guardia Civil abre una investigación

Un vigilante de seguridad del aeródromo de Corvera ha resultado herido de gravedad al sufrir una descarga eléctrica cuando se encontraba en su puesto de trabajo, tal y como indicaron fuentes cercanas a la investigación.

El suceso tuvo lugar hace unos días, cuando el empleado se encontraba haciendo una prueba en una máquina de las que detectan si los pasajeros que van a embarcar en un avión llevan explosivos o sustancias estupefacientes, apuntan las mismas fuentes. Estos aparatos están detrás de las cintas y de los arcos de control de seguridad y antes de las mesas que se usan para volver a colocar los equipajes o ponerse prendas de ropas después de que se hayan abierto las maletas o se haya producido un cacheo a un viajero.

Leer noticia completa en: laopiniondemurcia.es