Un grupo de cinco grafiteros detuvo la tarde de este martes a un tren de Cercanías a la altura del término municipal de Galapagar y supuestamente hirió a un vigilante de seguridad fuera de servicio, cuando, al parecer intentó interceptar a uno de ellos, según ha explicado el concejal de Seguridad de Galapagar, Borja Luján.

El edil explica en su cuenta de Twitter que el “grupo organizado” paró el tren a la altura de Galapagar y que un “héroe anónimo” se enfrentó a los “incivilizados”, por lo que “resultó herido” por uno de ellos.

Leer noticia completa en: madriddiario.es