• El varón arrebató al vigilante la defensa reglamentaria y le propinó golpes en todo el cuerpo, a la vez que la mujer pegaba patadas a la víctima

Un varón de 27 años y una mujer de 35, ambos con antecedentes policiales, han sido detenidos como presuntos autores de las lesiones que ha sufrido un vigilante de seguridad de un centro de salud de la capital tinerfeña, informó este martes la Policía Nacional.

El vigilante de seguridad ha sido operado como consecuencia de las heridas que sufrió cuando acudió a la llamada de personal sanitario del centro de salud que reclamó su presencia porque dos personas les amenazaban de muerte, se indica en un comunicado.

Según la Policía Nacional, la actitud agresiva de la pareja, amenazando de muerte al personal sanitario que le atendía, hizo necesario solicitar la presencia del personal de seguridad de las instalaciones.

Leer noticia completa en: diariodeavisos.elespanol.com