Ocho de los diez guardas de seguridad que prestan su servicio en el Hospital Comarcal de Montilla han demandado ante la jurisdicción social a la empresa concesionaria del servicio, Securitas Seguridad España y al jefe de equipo de los vigilantes, por la “vulneración de sus derechos fundamentales” como consecuencia de una “situación de abuso de autoridad, acoso laboral y persecución”.

Leer noticia completa en: montilladigital.com