• UGT y CCOO critican que las agresiones que sufre el colectivo «salgan muy baratas». Reclaman al Estado la renovación del contrato actual, que aquí cumple en mayo

Los vigilantes de seguridad privada en el exterior de las cárceles se concentraron ayer en Badajoz para exigir el mantenimiento de sus puestos de trabajo y para que se les considere agentes de la autoridad, además de ser dotados con material de protección. En una concentración convocada por los sindicatos UGT y CCOO frente a las puertas de la Delegación del Gobierno, una treintena de personas han portado carteles con el lema ‘Seguridad privada, no a los recortes penitenciarios’.

1147377_1
La protesta celebrada a las puertas de la Delegación del Gobierno en Badajoz. – S. GARCÍA

El responsable de seguridad de UGT, Raúl Plano resaltó que actualmente están como hace 30 años, con la diferencia de que entonces tenían carácter de agente de la autoridad y ahora solo tienen ese trato si trabajan con Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, por lo que las agresiones a ellos «salen muy baratas».

En su intervención, el responsable de UGT ha pedido también que exista una uniformidad igual para todos, en la que cada empresa lleve su emblema, y que se adapte al siglo XXI.

Leer noticia completa en: elperiodicoextremadura.com